Escrito por David Herrero   
Lunes, 16 de Noviembre de 2015 10:37

articulo senal nueva

Los accidentes de tráfico constituyen una de las principales causas de muerte en el mundo actual. Hoy en día se llevan a cabo diferentes acciones para tratar de prevenir los accidentes provocados por diferentes causas, especialmente la velocidad, distracciones, consumo de sustancias, etc. Sin embargo, debido a la gran diferencia existente entre distintos tipos de siniestro, es de especial importancia buscar soluciones a nivel de prevención para cada tipo en concreto.

 

Uno de los tipos de accidente de tráfico más relevante es el que se produce con peatones que se encuentran próximos a su vehículo. Según la clasificación utilizada por la DGT para la contabilidad de accidentes, se podrían identificar tres subtipos muy relacionados entre sí: los debidos a apertura de puerta del vehículo sin precaución, los provocados mientras la persona atropellada se encuentra reparando su vehículo, y los que se producen por subir o bajar del vehículo de forma antirreglamentaria. Estos tres tipos de accidente tienen en común que el peatón atropellado se encuentra en los aledaños de su propio vehículo. Los accidentes de estos tipos vienen dados principalmente por dos causas: la mala visibilidad entre los vehículos que circulan por la carretera y el vehículo estacionado, y la no verificación por parte del peatón de poder subir o bajar del vehículo de forma segura.

 

Las estadísticas de la DGT relativas al año 2013 en referencia a este tipo de accidente son claras. En este año se produjeron 88 accidentes por subir o bajar del vehículo sin precaución, suponiendo un total de 2 muertos, 18 heridos graves y 70 leves, La mayoría se produjo en zona urbana. Igualmente, se contabilizaron 168 accidentes por apertura de puertas del vehículo sin precaución, de los cuales 151 se observaron en zona urbana. Finalmente, se produjeron 32 accidentes con personas que se encontraban reparando un vehículo, en las cuales hubo 5 muertos, 6 heridos graves y 23 leves.

 

Con el fin de prevenir este tipo de accidentes se ha creado y patentado la señal preventiva PF. Esta señal tiene forma rectangular, contiene un imán en uno de los extremos para poder ser colocada en la puerta trasera a través de la ventanilla del conductor, quedando justo detrás de éste cuando sale del vehículo e indicando a los conductores que circulan por la carretera la existencia de un posible peligro. Además, consta de tres flechas que apuntan hacia el exterior del vehículo, indicando a los conductores la obligación de apartarse del vehículo. Por tanto, esta señal mejora la visión del vehículo estacionado, permitiendo que el conductor y pasajeros del lado izquierdo puedan bajarse del vehículo de forma más segura y reduciéndose la probabilidad de atropello.

 

En la secuencia fotográfica inferior se puede apreciar el correcto uso de la señal: 1. Colocación de la señal a través de la ventanilla del conductor. 2. Visualización de la señal por parte de los conductores que circulan por el carril más próximo, y por tanto adecuación de la marcha, con cambio de carril y reducción de la velocidad. 3. Bajada del vehículo de forma segura.

 

 

David Herrero, Doctor en Psicología y Experto en Seguridad Vial.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Colabora con Heltzen

Registro de Usuarios

Redes Sociales

 

facebook verde

 

twitter verde

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos visite nuestra política de cookies.

Acepto las Cookies de este sitio web.

EU Cookie Directive Module Information